YT Peak - шаблон joomla Joomla

Comunicado 002- CARTA ABIERTA

POLITICA- GUERRA Y RELIGIÓN

30 de julio de 2017
Funza Cundinamarca

A los interesados: 


El año pasado escribí un artículo para una revista sobre Camilo Torres (por los 60 años de su muerte) y en susodicho texto plantee a la par algunos pensamientos de San Vicente de Paúl, lejos de buscar con ellos comparar al gran santo de la caridad con el cura colombiano. Una vez publicado suscitó en algunas personas protestas en contra de lo planteado allí.

No pretendí hacer una apología de la guerra o del “marxismo cristiano”, ideología que considero como una aberración, sino ante todo citar las ideas de Camilo Torres, ejercicio parecido al que había realizado el autor de un artículo de la Revista Vida Nueva titulado “Desde Camilo hasta Francisco”.

Debido a las malas interpretaciones que se dieron alrededor de dicho artículo he decidido a hacer público mi pensamiento, respecto a lo que pienso de la mezcla entre intereses políticos y la misión de la Iglesia. 

La teología de la Liberación, como bien sabemos, entró en furor a América Latina alrededor de los años 60 y el desarrollo de este pensamiento llevo a la excomunión a varios teólogos y a la tergiversación del Evangelio por parte de algunos sectores, conduciendo a las filas de las guerrillas a muchos sacerdotes y religiosos, citando de manera especial el caso de Colombia. Aquel fervor por cambiar las realidades de los pobres y entregarse a la causa de la emancipación de los sistemas políticos dominantes terminó siendo un pensamiento cuestionado y sospechoso, por lo que se prefirió encajonar aquella teología en el anaquel de las cosas entredichas. Por eso para muchos teología de la liberación, hoy en día, resulta ser sinónimo de guerrilleros, marxista o politiqueros.

Aunque públicamente he comentado y hablado de Camilo Torres, a quien he admirado por su pensamiento, distinguiendo ante todo el sacerdote de las gentes con el “cura guerrillero”, siendo que en todo ser humano hay cosas buenas y malas, nunca he estado de acuerdo con las decisiones finales que acompañaron su vida, entre ellas la de tomar las armas y vincularse a las guerrillas de Liberación (ELN), ni tampoco algunos de sus escritos donde promueve una reforma política disfrazada de marxismo-cristiano, el cual reitero considero una vulgar comparación entre el Evangelio y el comunismo-socialismo.

Hoy no pretende hablar de una nueva teología de la Liberación, pues considero que toda teología debe llevar a un verdadero encuentro con Jesucristo que nos libera de las cadenas que nos alienan y no nos dignifican. Por eso ante todo se puede rescatar de las cenizas de esta teología su interés por hacer de la Iglesia una comunidad donde se integren a los excluidos y se protejan los derechos humanos, haciendo desde la realidad de los pueblos latinoamericanos una reflexión que mueva los corazones de los cristianos a no conformarse con una religión subjetiva, o una religión de la prosperidad y del bienestar personal, sino ante todo a crear una comunidad que camine hacia el Reino de Dios, construida con justicia y amor.

En estos tiempos difíciles donde las ideas religiosas pretenden sumergirse dentro de partidos políticos, y se aprovechan del fervor religioso para incidir en la conciencia del pueblo, ejemplos como el Plebiscito por la Paz en Colombia, donde pastores y también líderes católicos utilizaron argumentos bíblicos para estar en contra o incluso a favor de esta decisión que implicaba cuestiones de orden político. O el ejemplo de la dictadura en Venezuela, donde Chávez antes, y ahora Maduro, utilizan lenguaje y símbolos cristianos para promover el corrompido sistema político que tiene al borde de la miseria al pueblo Venezolano. Tanto fue el atrevimiento de Chávez que llego a comparar el Reino de Dios con aquellos que estaban a favor suyo.

Política y Religión no van de la mano y mucho menos la violencia puede ser justificada desde las creencias cristianas, los grandes errores de la historia de la Iglesia han sido por mezclar los intereses políticos con la Misión Evangelizadora de la Iglesia. En muchas partes del mundo ambas realidades son antagónicas, la Iglesia está por encima de los sistemas políticos, no porque los subordine, sino porque adquiere la libertad de ser profética y misionera en medio de los que sufren y son oprimidos. Y la política no puede ni debe utilizar argumentos religiosos para someter o coactar la libertad de los pueblos, en el caso de que se pretenda como en los ejemplos anteriores tergiversar el Evangelio.

La guerra es la pretensión más corrompida que ha visto el mundo, por ningún lado es justificable, los estragos de las guerras son dolorosos y lamentables, en el conflicto mueren inocentes, quedan heridos y en el corazón se marcan tan profundas llagas que son casi imposibles de perdonar. Jesús mismo dice en su Evangelio que propone una comunidad en contraste con la realidad del imperio, él le dice a sus discípulos que si bien los líderes del mundo los oprimen no puede darse lo mismo en la comunidad cristiana, “el que quiera ser el grande, que sea el servidor de todos” (Cfr Mt 20, 25-38). Como seguidores y servidores de Jesucristo no podemos justificar por ningún motivo la violencia como mecanismo de defensa o de participación política, Él mismo ha sido el siervo sufriente que asumió la muerte de manos del poder político de Roma y de las autoridades religiosas judías, sin usar la fuerza, por eso resuenan para nosotros sus palabras “envaina tu espada” y su ejemplo lo siguieron los mártires y los confesores de la fe, que rehusaron armarse de hierro, para revestirse de la fuerza que viene de lo alto y dar la vida por Jesucristo y su Evangelio.

Finalmente para no hacer de esta carta algo extenso, dejo constancia por escrito que: jamás he estado de acuerdo con el marxismo- cristiano ni tampoco con las ideas tergiversadas de la teología de la liberación, por lo que manifiesto mi adhesión total al magisterio de la Iglesia y a su tradición apostólica, aceptando la doctrina de la Iglesia emanada de la correcta interpretación de las Sagradas Escrituras, al igual que renuevo mi amor y respeto por el Sumo Pontífice. Creo en la Santísima Trinidad y siendo vicentino asumo la causa de Cristo Evangelizador de los Pobres.

Corazón de Paúl, medio de comunicación al servicio de la Iglesia Católica y el Carisma Vicentino, no publica, promueve o está a favor de ningún pensamiento que induzca a la herejía, al cisma o la apostasía, por el contrario se pretender formar en la fe y alentar a quienes están suscritos a servir en la Iglesia promoviendo el Reino de Dios en medio de los que sufren.

Me encomiendo también al amparo y la protección maternal de la Santísima Virgen María, quien mejor que ninguno entendió y práctico las máximas evangélicas.

En Cristo Salvador.

Andrés Felipe Rojas Saavedra
Seminarista Vicentino
Segundo de Teología.

Posted in Comunicados

 Imprimir  Correo electrónico

Comunicado 001

A todos nuestros amigos y amigas de Corazón de Paúl

vincentdepauljuly19 jpg
Hoy siento gran alegría, porque hace más de un año comenzamos el sueño de tener la primera plataforma web de formación e información vicentina de latinos para latinos, empezamos a soñar, tal vez con muchas dificultades y obstáculos, tanto económicos como de dudas acerca del proyecto. Un proyecto con un único interés, llevar el Evangelio de Jesucristo evangelizador de los pobres por medio del internet, independiente a un rama especifica de la familia vicentina, pero al servicio de cada uno de los grupos.

Posted in Comunicados

Continue Reading

 Imprimir  Correo electrónico

También te puede interesar...

ENCUENTRENOS EN:

Siguenos en las siguientes redes sociales, tambien puedes escribirnos tus inquietudes y nos pondremos en contacto lo antes posible.